Se aprobó la Ley Pyme: menos impuestos y más crédito

El Senado de la Nación convirtió en Ley el proyecto de fomento a la PyME que fue enviado por el Poder Ejecutivo durante el mes de mayo. El proyecto fue desarrollado en acuerdo con los distintos sectores políticos y empresarios con el objetivo de reactivar la economía y la generación de empleo entre las pequeñas y medianas empresas.

Para más información y consultas, comuníquese con Centro PyME-ADENEU al (0299) 448-5553 de lunes a viernes, de 8 a 16 hs.

 

1) Ley de fomento a las PyMEs

El proyecto enviado por el oficialismo y acordado con las distintas fuerzas políticas en el Congreso contempla las siguientes medidas:

  • Nuevo marco tributario para las PyMEs
  • Eliminación de Ganancia Mínima Presunta.
  • Compensación del Impuesto a Créditos y Débitos Bancarios.
  • Pago del IVA a 90 días.
  • Compensación de saldos vía bono fiscal.
  • Simplificación administrativa vía AFIP.

2) Fomento a la inversiones

  •  Desgravación del impuesto a las ganancias, hasta el 10% de las inversiones realizadas.
  • Crédito fiscal por el IVA de las inversiones

3) Programa de Recuperación Productiva

  •  Ayuda económica para PyMEs en crisis.
  • Elevación de los montos de asistencia en un 50%.
  • Simplificación del trámite administrativo.

4) Promoción de la Competitividad PyME

  •  Creación del Consejo de Competitividad PyME.
  • Actualización anual de la definición PyME.

5) Más opciones de financiamiento

  •  Aumento de garantías, vía Fondo de Garantías PyME.
  • Bonificación de tasas, considerando regiones desfavorables.
  • Mejora de instrumentos financieros, como Pagaré y Obligaciones Negociables.

 Las medidas ejecutivas para pymes ya implementadas:

Créditos productivos. Se amplió el cupo prestable de la Línea de Créditos de Inversión Productiva del 14 al15.5%. Un incremento que implicó $63.000 y a su vez amplió al 50% el acceso al financiamiento de corto plazo.

Además, a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), se lanzó la línea Primer Crédito PyME a una tasa variable de 16% máximo y con un plazo de hasta 7 años, para montos entre $500 mil y $5 millones.

Alivio fiscal. Se elevaron los umbrales de retención de IVA, en 135%, y de percepción de Ganancias, en 400%, que no se actualizaban desde el año 2000. Para las micro empresas se otorgan certificados de no retención de IVA automático.

Simplificación administrativa. Con el objetivo de eliminar los tiempos burocráticos, disminuir el ahogo impositivo y concentrar los recursos de las PyMEs en tareas productivas y comerciales, se simplifican por la vía de la automatización de mecanismos y la reducción de retenciones en montos y cantidades.