Desde el Centro PyME-ADENEU se aportó información para la formulación de un proyecto de ley que busca limitar el ingreso de carne porcina desde otros países.

 


Esta semana la Comisión de Producción, Industria y Comercio de la Honorable Legislatura de Neuquén emitió despacho por mayoría al proyecto que propone un marco legal para proteger el estatus sanitario de la producción porcina en la Provincia del Neuquén.

La iniciativa aprobada pertenece al diputado Sergio Gallia, donde se propone el secuestro de animales o muestras biológicas provenientes de países que puedan poner en peligro la sanidad de establecimientos productivos.

Los diputados que pertenecen a la comisión recibieron al director del Centro Regional del SENASA, Ricardo Sánchez, y al coordinador Temático de Sanidad, Calidad e Inocuidad Animal del organismo, Gustavo Comesaña. También participaron Ana Bogado del CIPPA, el secretario de Producción y Fiscalización Agropecuaria de la provincia, José Andino, y el coordinador del Programa de Desarrollo Porcino de Centro PyME-ADENEU, Ariel Garralda, quienes explicaron la situación sanitaria de la producción porcina y las medidas que se toman para prohibir el ingreso de animales o productos de países que tengan fiebre porcina.

Sánchez señaló el interés demostrado por los legisladores en “defensa del patrimonio sanitario del territorio provincial” y calificó al Síndrome Reproductivo Porcino (PRRS) como una “enfermedad exótica que no está presente en el país”; por lo que la protección a la producción nacional pasa por “evitar el ingreso de la enfermedad”. Explicó que si bien hubo eventos en países cercanos como Uruguay y Chile, también se nota preocupación al comercializar con Estados Unidos.

Andino resaltó la importancia que la provincia le da a la preservación del status sanitario, tanto animal como vegetal y dijo que “somos territorio libre de mosca de frutos y de fiebre aftosa, entre otras enfermedades. Por eso también nos preocupa una probable entrada de carne de cerdo de países que no son libres de la enfermedad”. Agregó que desde su cartera “se sigue alentando y defendiendo el patrimonio sanitario de la Provincia y fomentando la producción porcina”.

Por su parte, Garralda expresó que “apoyamos la iniciativa de los legisladores porque sería imprescindible no permitir el ingreso de carne de otros países donde existen enfermedades exóticas como el síndrome respiratorio reproductivo porcino (PRRS), lo que provocaría pérdidas económicas importantes en los productores de Neuquén”.

Este es un virus que puede permanecer en la carne congelada durante tiempo prolongado y que genera contagio en forma aérea. Causa mortandad en las categorías de desarrollo y engorde, además de altas pérdidas reproductivas en las cerdas madre.

Los técnicos presentes coincidieron en decir que se trata de una enfermedad mundialmente distribuida, con casos denunciado ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en Chile, Uruguay, EE.UU. y Canadá.

Recientemente Argentina fue reconocida en una asamblea en París como “país libre de peste porcina sin vacunación”. En cuanto a la Patagonia, señalaron que es una región libre de muchas enfermedades, por lo que se busca proteger la sanidad animal prohibiendo la entrada como lo hizo La Pampa, Santa Cruz, Santa Fe y La Rioja.

La producción de carne de cerdo en Neuquén asciende a más de tres mil kilogramos, que se consumen en la región.

La comisión parlamentaria está integrada por los diputados provinciales Alejandro Vidal, Juan Monteiro, Sergio Gallia, Maximiliano Caparroz, Raúl Podestá, Carlos Sánchez, Ramón Soto, Carlos Koopmann, Gloria Sifuentes, Encarnación Lozano, Angélica Lagunas y Jesús Escobar.