Productores y técnicos del Centro PyME-ADENEU participarán de una de las ferias de alimentos más importantes del mundo en busca de nuevos mercados para la fruta fina.

 

 

Representantes de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (CAPCI) y del Programa Frutas Finas del Centro PyME-ADENEU integran una misión comercial a Tailandia con el objetivo de participar en la Feria THAIFEX World of Food Asia 2018, a realizarse en Bangkok del 29 de mayo al 2 de junio.

La convocatoria para asistir a este evento fue remitida por la Oficina Comercial de Tailandia en Buenos Aires al sector productor y exportador de cerezas. La misión de gestión público-privada cuenta con el apoyo del gobierno provincial y el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) a través de la secretaría del COPADE.

Paralelamente, la misión comercial integrada por el ingeniero Aníbal Caminiti, gerente ejecutivo de CAPCI y coordinador del Programa Frutas Finas del Centro PyME-ADENEU, y por empresarios regionales acordó –a través de la Embajada Argentina en Bangkok– una agenda de reuniones de negocios con importadores y distribuidores de frutas frescas para Tailandia y el sudeste asiático.

La CAPCI se constituyó en 2014 como una entidad gremial empresarial que congrega a las empresas productoras, empacadoras y exportadoras de cerezas del país. Tiene sede oficial en el Centro PyME-ADENEU, dependiente del ministerio de Producción e Industria.

La cámara impulsa diversas acciones en pos del desarrollo de este sector productivo, como los vuelos chárter concretados en 2014 y 2016 para la exportación de cerezas directamente desde el aeropuerto de Neuquén, articulando con el sector privado para desarrollar una alternativa de logística aérea regional.

Caminiti señaló que se vienen llevando adelante diversas gestiones ante organismos nacionales como el Senasa y los ministerios de Agroindustria y de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación. “Se busca impulsar acciones en lo que respecta al registro de nuevos productos agroquímicos para su uso en cerezas, en la reducción del costo laboral para el sector y en la apertura de nuevos mercados, buscando una mayor competitividad para el sector”, detalló. Y se trabaja en conjunto con la secretaría de Mercados Agroindustriales y con el Senasa para llevar adelante la apertura de nuevos mercados como China, Japón y México.

“A fines de 2017 se efectuó la visita de los inspectores fitosanitarios tailandeses, motivo por el cual se están concluyendo las negociaciones para la apertura de este mercado en el transcurso de este año”, adelantó Caminiti.

Acerca de la feria

THAIFEX World of Food Asia es uno de los encuentros del sector de alimentos y bebidas más importantes para la inserción en los mercados del sudeste asiático. Reúne solo a especialistas, por lo que representa la ocasión ideal para establecer nuevos contactos y concretar negocios. Durante su desarrollo se presentan productos, y se dictan talleres y conferencias sobre diversos temas de interés para el sector.

En la edición asistieron más de 2.000 expositores y 55.000 visitantes procedentes de 130 países, principalmente de Tailandia, China, Malasia, Vietnam, Singapur, Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Taiwán, India y Myanmar; en un predio de 107.000 metros cuadrados. Es por esta razón que abarca todo el espectro de potenciales importadores del sudeste asiático, compuesto por países emergentes con economías en auge y que representan posibilidades de comercio.