Durante el evento, que se desarrolló en la Estación Agrozootécnica de Chos Malal, se realizaron transacciones por 706 mil pesos.

 

 

La tercera edición del “Remate de Invernada del Norte Neuquino”, realizada el pasado sábado, generó transacciones por 706 mil pesos. Ocho vendedores ofrecieron 84 animales para rematar, entre novillitos, terneros y carneros. Desde el Centro PyME-Adeneu, en tanto, se otorgaron créditos por 592 mil pesos.

Desde hace tres años la actividad es organizada por el Centro PyME-Adeneu, organismo dependiente del ministerio de Producción e Industria, y la subsecretaría de Producción, con el apoyo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Asociación Cooperadora Regional Norte de Producción (Acrenop); y la colaboración de la Corporación para el Desarrollo de la Cuenca del Curi Leuvú (Cordecc).

Durante el remate se ofertaron 81 terneros, entre 14 novillitos y 67 terneros, y 3 carneros puros controlados. El precio promedio de kilo vivo fue de 43,50 pesos en el caso de los novillitos y de 44 pesos los terneros, mientras que los carneros fueron vendidos a 7.500 pesos cada uno. Los lotes fueron adquiridos por productores de Zapala, Las Lajas, Añelo y Chos Malal.

En total, se generaron transacciones por 706 mil pesos y las comisiones alcanzaron los 27.142 pesos. Desde el Centro PyME-Adeneu se otorgaron créditos, correspondientes a una línea de financiamiento exclusiva para el remate, por 592 mil pesos.

Previo al inicio del remate, se brindó una charla informativa sobre el Programa de Cambio Rural que implementa la secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca del ministerio de Agroindustria de la Nación.

El objetivo central del remate es poder generar un mercado de hacienda transparente y competitivo en la región, con ventaja tanto para los vendedores como para los compradores.

Mariana Hafford, coordinadora del Programa Ganadero de Centro PyME-Adeneu, indicó que “también se suma la necesidad de descargar los campos, dejando solo las categorías productivas para la cría, preservando los vientres y el pastizal natural que son la base de producción de terneros”.