Esta edición del programa se inició a mediados de mayo de este año y finalizará en marzo de 2018. Las empresas que participan del programa ya evidencian mejoras en la atención al cliente y en los niveles de facturación.

 

 

El Programa de Buenas Prácticas Comerciales, ejecutado con la asistencia de consultores del Centro PyME-ADENEU, está obteniendo buen impacto en las 11 empresas implementadas. Destacan que la metodología permite avanzar en la mejora de procesos y se entusiasman con la certificación de la norma.

En esta edición del programa participan las empresas Blancoamor, Columbia, Ferrogas, Instalaciones Comerciales, Korte y Korte, Saraya, Telsis, Tisa, Tiser, Todo Hierro y Transbox.

Hasta el momento, el impacto de la aplicación de las mejoras se detecta en áreas como disminución en cantidad de reclamos y quejas de los clientes, seguido por disminución en los tiempos de entrega de productos o respuesta de consultas y aumento de las ventas y facturación.

Analía Romero, coordinadora del Programa de Mejora Continua de Centro PyME-ADENEU indicó que la iniciativa “tiene como fin mejorar la calidad de atención y mejorar los procesos desde cómo generas el producto o servicio que ofreces, hasta cómo lo vendes, cómo lo percibe el cliente, y los tiempos de respuesta que se le ofrecen”.

En lo que va del transcurso del programa, el 82 por ciento de las empresas informaron que la propuesta es “muy buena y que les ha permitido avanzar mucho”.

El orden generado internamente y la generación de documentación de apoyo a varios procesos son los principales avances detectados por los beneficiarios. Además observan mejoras en los procesos vinculados a las personas y en el proceso comercial de la empresa.

El programa ofrece el asesoramiento personalizado de un consultor durante un máximo de ocho meses, que visita a la empresa con una carga de trabajo de cuatro horas semanales. Los honorarios de los profesionales son absorbidos en partes iguales por el Centro PyME-ADENEU y la empresa beneficiaria. De la encuesta realizada a las empresas se destaca que el 55 por ciento calificó a su consultor como excelente, destacando las fortalezas de compromiso, puntualidad, dedicación, conocimientos y capacidad de transmitirlos.

Analía Romero comentó que “se trabaja sobre los procesos existentes mediante dinámicas que incluyen a toda la empresa, tanto al personal de atención al público, como logística y distribución, entre otros”. El entusiasmo de las pymes neuquinas los hace plantearse la posibilidad de certificar la Norma IRAM 9.